Mi nombre es Vanesa Rodríguez de Trujillo Aráuz, aunque muchas personas me conocen como "Vane" o "Nessita",

Nací en Cádiz el 14 de Septiembre de 1981.

Si pudiera describirme en tres palabras estas serían INTENSA, POSITIVA Y TENAZ.

En mi trayectoria vital he pasado por momentos difíciles que han marcado fuertemente mi existencia, entre ellos la enfermedad y posterior fallecimiento de mi mejor amiga a los 18 años de un cáncer linfático y poco tiempo más tarde la muerte de mi tío con sólo 40 años de un infarto repentino,  estos  hechos fomentaron que tomara consciencia de muerte a una temprana edad y me llevaron a vivir la vida desde el entendimiento de que esto se acaba.

En términos positivos conseguí aprender a vivir con agradecimiento y valoración por cada minuto, sin embargo parádojicamente decidí vivir mi vida al límite en un entorno rodeada de sexo y drogas, hasta que a los 21 años llegó mi primer punto de inflexión y acabé somatizando un trastorno emocional grave, que me tuvo limitada durante mucho tiempo, LA AGORAFOBIA.

Empezaron a darme crisis de pánico muy a menudo, en ese momento jamás pensé que lo que me ocurría pudiera ser algo emocional. En cada crisis creía literalmente que me moría, los síntomas físicos eran tan potentes que acababa en urgencias muchas veces hasta que me direon un dignóstico. Trastorno de pánico.

Era tal el miedo que sentía de que me dieran los ataques, que comencé a evitar situaciones por temor a que me ocurrieran, pasar otro terrible rato y hacer el rídiculo en público. Comencé evitando momentos sociales, hasta que mi zona de confort cada vez se hizo más pequeña y acabé dependiendo de otras personas para hacer cualquier cosa tan básica como ir a comprar el pan.

Es muy duro sentir como una persona activa , divertida y alegre como yo, se iba apagando y limitando, 

Siempre he tenido un espíritu guerrero e inconformista, algo en mi intuición me decía, que yo tenía algo que ver con todo eso que me ocurría. Hace poco encontré una texto que escribí por entonces, donde decía a mi gente querida. "Ahora estoy en el infierno, pero no se cómo, encontraré la manera de superar esto y ayudar a otras personas" 

Tomaba psicofármacos y hacía terapia psicológica , mi estado de ánimo mejoró un poco pero mi estado físico cada vez estaba más deteriorado, no comía, presentaba una delgadez extrema y brotes de dermatitis agudas.

Yo no me rendía, y un día en mi incensante búsqueda de soluciones que me convencieran,  descubrí la neurociencia, y aprendí que podíamos aprender y gestionar nuestras emociones, me agarre a esa posibilidad como a un clavo ardiendo, y comencé a aprender y estudiar sobre el cerebro, sobre mi trastorno y sobre cómo hacer por modificar esas conexiones neuronales que me hacían estar presa de mi propia existencia.

Cambié mi foco de obsesión, y me hice una verdadera friki de la neurociencia, hasta que comencé a superarlo. El trabajo conmigo misma fue arduo, fue una lucha con mis emociones, mis pensamientos y mis acciones. Tuve que cambiar todo mi paradigma de creencias, aprender a entregarme, soltar el control, asumir riesgos, confiar en el proceso de la vida, dejar fluir mi mente, desidentificarme de mis pensamientos, enfocarme en lo positivo...y  poco a poco, algo dentro de mi comenzó a cambiar, empecé a sentir que iba adquieriendo el volante de mi vorágine enfermiza, mi propia psiquiatra estaba verdaderamente sorprendida con mi proceso, tanto fue así, que  acabó prologando mi primer libro VIVIR SIN ANSIEDAD y retirándome el tratamiento de anridepresivos que no volví a necesitar nunca más.

Algo me hizo pensar, que otras personas estarían pasando por la misma pesadilla que pasé yo, sin saber que hacer, perdidos, conformados a una vida limitada y encarcelada sin un motivo aparente pero que te hace creer estar loca, no podía quedarme mi experiencia para mi sola, la vida me había dado una segunda oporunidad y necesitaba compartirlo con el mundo.

Entoces escribí mi primer libro de autoayuda y casi sin darme cuenta el universo confabuló para que me lo publicaran. Llegúe al corazón de muchísimas personas que me pedían ayuda y así es como decidí nuevamente salir de mi zona de confort, dejar mi trabajo fijo de 6 años y emprender mi proyecto VIVIR SIN ANSIEDAD, donde hoy cientos de personas desde hace casi 10 años han conseguido aprender a gestionar sus procesos de pánico y agorafobia hasta recuperar su libertad. 

Mi auto terapia dio a luz un método o que verdaderamente FUNCIONA, a través de cursos, talleres, seminarios, conferencias, y sesiones individuales de coaching, aprendemos a vivir en una filosofía de vida que  con los años ha dado lugar a la FAMILIA VIVIR SIN ANSIEDAD, donde ya cientos de personas  compartimoscaminamos junt@s en nuestra evolución como seres libres emocionalmente.

Puedo decir con total certeza que una persona con este trastorno, puede aprender a ser feliz, a manejarlo y a recuperar su libertad. No es que se "cure" puesto que la predisposición genética y ansiosa siempre estará ahí, pero puedes aprender a manejar en tu beneficio esa energía y neurosis, hasta el punto de que ella no te domine si no que tu puedas conocerte, gestionarte y utilizarla a tu favor.

En este camino de crecimiento he seguido en búsqueda de mi felicidad de manera inncesante,después de mi trastorno quise comerme la vida, VIVIR conforme a lo que en ese momento para mi significaba hacerlo. Me casé con 24 años y fui madre de dos preciosas niñas. Hasta que a los 30 años me encontré con mi sgunda crisis personal.

¿Ahora qué, esto es lo que  me espera el resto de mi vida?

Mi mente obsesiva se centró tanto en mis obligaciones,  que me llevaron a desconectar nuevamente de mi misma... Eso sí, conseguí hacer de Vivir sin ansiedad mi principal fuente de ingresos, crié a mis hijas Optando por la crianza natural, hasta el punto de que a mi hija pequeña le di el pecho poco más de 4 años... así soy yo... vivo con dedicación y entusiasmo cada situación de mi vida .

Trabajo, teta, autoexigencias..esta mente obsesiva que en términos positivos puede llevarte a perseverar hasta conseguir cualquier cosa que te propongas...con 30 años me llegue a sentir como una vieja, cansada, desmotivada...tenía dos opciones, o tomaba pastillas De nuevo  para soportar mi vida, o nuevamente cambiaba mi vida. Elegí la segunda opción , ya lo había hecho en peores condiciones , Decidí hacer cambios , ocuparme de mi misma, quererme un poco más, atender mis propias necesidades, me apunté al gimnasio, aprendí sobre alimentación saludable...empecé a darme mi lugar liberandome de todas esas culpas y juicios contra mí misma que  que aparecían en mi mente y mi corazón cuando no cumplía con las estrictas "obligaciones" de madre, trabajadora y esposa...

Me encontré conmigo misma, con mi esencia, empecé un camino de crecimiento y superación personal nuevamente pero a  otro nivel. Me hice más indeprendiente, más autónoma a nivel emocional, recuperé muchos momentos de ludicidad, cuidándome por dentro, adquirí más fuerza de voluntad, me organizaba mejor, empecé a encontrar tiempo para lo que antes para mi era impensable... empecé a disfrutar más de mis responsabilidades cuando aprendí a ocuparme también de mi y ser una mejor yo...mi cambio de hábitos me llevó a que el espejo me devolviera una mejor imagen y mejoró mi autoestima, volví a conectar con mi sensualidad y recuperar incluso las ganas de sexo que había perdido ¡ con sólo 30 años!

¡sin darme cuenta volví a dar un paso más hacia mi libertad de ser quien soy y vivir una vida auténtica ! 

Mi mente tenaz,( u obsesiva según se mire )   volvió a aparecer ...y madre de dos hijas y con 33 años... empecé a competir  en fitness... ahora con 36 soy , campeona absoluta de Malaga , campeona absoluta del reconocido open jesus duran,  Subcampeona absoluta de Andalucía y medalla de Bronce en la copa Nacional de España.

Esa tendencia obsesiva que un día me llevó a perder mi libertad hoy me lleva a tener un salón decorado con copas y medallas.

Volví a sentir lo mismo! Cuantas mujeres inmersas en la monotonía y autoexigencias no desearían adquirir hábitos de vida saludables, cuidarse la alimentación, encontrar tiempo para hacer ejercicicio, amarse a si mismas, recuperar su sensualidad, mejorar su autoestima y sentirse autónomas y alegres emocionamente?

Entonces volví a escribir , esta vez a manos de una gran editorial . Ediciones B , otro completo manual de auto ayuda , un método de coaching personal enfocado a una enseñar una filosofía de vida saludable, nace mi segundo libro FITNESS EMOCIONAL. 

Un libro que poco tiene que ver con mi mundo de la competición, un proyecto dedicado a cualquier mujer que desee mejorar su propia versión tanto a nivel físico como emocional.

Que las personas me devuelvan su felicidad como resultado de la confianza que despositan en mi cuando me eligen acompañarles en sus etapas de crisis personal, ya sea por trastornos asociados a la ansiedad, o bien por crisis personales derivadas por las exigencias morales y sociales que nos imponemos, es el mayor regalo que la vida puede hacerme. Siento un enorme amor, que me hace pensar, que todo mi sufrimiento, acabe por merecer la pena.

Algo que puede parecer tan sencillo como el ser una misma y vivir una vida auténtica puede convertirse en muchas ocasiones en momenos dolorosos, de crisis personales que pueden incluso derivar en trastornos y enfermedades .

 

"Detrás de toda etapa de crisis emocional, existe una GRAN OPORTUNIDAD de crecimiento personal y aprendizaje positivo en nuestra evolción como seres humanos.  Todo depende de la ACTITITUD y de lo que TU decidas hacer con los problemas que la vida te pone"